lunes, 27 de febrero de 2017

reflexión apresurada (y tonta)

Siento que mi vida es como una entrega de los Oscar, en donde soy premiado pero después me aclaran que se equivocaron de tarjeta y el premio no era para mí, que siga participando, que igual todo bien. Nunca gané un premio, ni una rifa ni nada. En mi CV, en la parte de “Distinciones – Premios” no pongo nada. Porque nunca gané nada. Ni una rifa. Ni un sorteo. Ni el chanchomóvil. Igual mejor, mirá si después me dicen que se equivocaron de sobre, ¡Qué quemazo! Mi vida digo, no la entrega de los Óscar, que igual es siempre un quemazo. Esto, por lo menos, fue divertido. La entrega de los Óscar digo, no mi vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Recortar en la línea de puntos
..................................