lunes, 1 de diciembre de 2008

La Columna Semanal de Gladyc. Hoy: “las tetas de Gillian Aderson”


En primer lugar hay que aclarar que Gillian Anderson no es la tetona que corre por la playa en cámara lenta, esa es Pamela. Así que cambiá de canal si querías esas tetas. Acá vamos a hablar (fundamentalmente mal) de las tetas de otra, de Gillian Anderson que es la que hace de agente Dana Scully en X-files, que, como comenta el señor Rojas, en telefé era Código X (cualquiera!). Este señor Rojas se equivoca groseramente cuando afirma que x-files es como Dios. Yo soy ateo (a-teo), así que no me importa.
Las tetas de Gillian Anderson, sin embargo, se destacan en una película que se llama “La historia de un toro y una poronga” (Tristam Shandy: a cock and bull story). Cuando empieza la película, el protagonista dice: “Esta es la historia de un toro, éste”, y señala al toro, “y de una verga, ¡MI! verga, que se las muestro en un rato”. Pero no la muestra nunca, y Gillian Anderson tampoco sus tetas, claro está. Pero la Anderson (que tampoco es la rubia tetona de Tinelli, ésa es Evangelina) sí se sonroja y dice que suda por anticipado porque piensa que va a ver la pija del co-protagonista, pero el que en realidad iba a mostrarla no era él. En fin, la película es un quilombo, y el protagonista no está de acuerdo con la interpretación que un pibito hace de su personaje cuando era chiquito y se agarra el pito con la ventana. Y como la película está saliendo bastante mal, deciden incorporar un personaje más de la novela y ahí la llaman a Gillian Anderson que asegura que a ella lo que le importa es la calidad, porque dicen que le van a pagar una miseria. La cuestión es que el que tiene más escenas con Gillian es el co-protagonista, pero el actor dice que está hasta las bolas con la Anderson (hablo siempre de Gillian, no de otra, acuérdense) y que la ve y se le para y no va a poder actuar y al final sacan las escenas de la Gillian y la película queda una cosa rara que no sé qué es porque no la vi.
De todas maneras, como apunta el señor Rojas, la interpretación de Gillian Anderson es bastante desopilante: se ríe de sí misma y de su lugar en tanto actriz en el campo cinematográfico (dice que lo que le importa es la calidad de la película aunque no sea una superproducción), también de x-files (la confunden con Mulder y sueltan apreciaciones mediocres sobre la serie como "x-files estaba bueno"). Incluso quien más se entusiasma con su participación en la película había creído todo el tiempo que Gillian Anderson era la de Baywatch (rubia tetona anteriormente citada).
Con respecto a Pamela (ahora sí hablo de la tetona de Baywatch), su participación en la película "Borat" tiene puntos de contacto con la de Gillian en Tristam Shandy a cock and bull story. Borat, el personaje interpretado por el inglés Sacha Baron Cohen (el que hace de Pirelli en Sweeney Tood), es un periodista de Kazakistán que filma un documental en EEUU. Conoce a Pamela por Baywatch en la tele y decide tomarla como esposa. Va a buscarla (ella está firmando autógrafos) y le pide matrimonio y ella le contesta que no. Entonces él dice que no importa porque ella no tiene que estar de acuerdo y, siguiendo las costumbres de su pueblo, intenta meterla en la "bolsa matrimonial".
La película en cuestión (ahora hablo de Tristam Shandy etc), como observa la crítica especializada, es una especie de juego que mezcla lo documental con lo ficcional de manera bastante alocada y loca. El personaje de Tristam le habla a la cámara y parece que nos hablara el actor porque da detalles de la realización de la película y explica que él hará el papel de su padre para narrar su nacimiento. Por otro lado, el nacimiento de Tristam enmarca una de las partes más simpáticas de la película, en opinión del señor Rojas, que tiene que ver con los perros de Pavlov, con un reloj y con los fluidos vaginales de la madre de Tristam. Pero esto se lo dejo al señor Rojas, que le encanta. Otra escena graciosa es aquella en la que el actor tiene que interpretar el nacimiento del personaje: para esto construyen un útero gigante desde el cual debe descender para salir a la luz. Bla, bla, bla. Me cansé. No hablo más.
Ahora bien, ustedes me dirán: “Pero Gladyc ¿no ibas a hablar de las tetas de Gillian Anderson?” Y yo contestaré: “Acá la que habla soy yo y ustedes se callan la boca o va sopapo”.
Ahí va: el señor Rojas evita hablar de las tetas de Gillian Anderson, no se anima, se sonroja. Porque el señor Rojas cree en Dios y cree que hay una verdad ahí afuera que hay que salir a buscar con los pezones de punta. Por eso no reseña esta película, porque se caga. Y en la historia de la verga y el toro, aunque lo que parece importante es la relación de Tristam Shandy con su padre y la correlativa relación del actor que interpreta ambos personajes con su mujer y su hijo, en realidad debemos prestar más importancia al prominente escote de Gillian Anderson en la escena que dice que transpira por anticipado. Este escote nos revela la verdad oculta de X-files: los preciosos senos de Gillian Anderson, que en la serie de los 90 mantenía bastante ocultos, probablemente para no incomodar a David Duchovny (Mulder) que para mí que se la come.
Gladyc B.



video
Éstas son las escenas de Tristam Shandy a cock and bull story con Gillian Anderson.
Si el video no se ve (porque esta cosa funciona raro), acá el link: http://www.youtube.com/watch?v=Ov79Sjm2bg8
Y acá el trailer de la película: http://www.youtube.com/watch?v=wXzuUJZuqUI

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recortar en la línea de puntos
..................................